MITO

El alimento enlatado ha sido sometido a severos proceso de cocción, lo cual hace que los productos pierdan sus características iniciales.

REALIDAD

No es necesario botar el líquido en que viene el contenido del alimento enlatado, se puede adicionar a otras preparaciones ya que adquiere el sabor del producto. Al botarlo no se eliminan nutrientes ya que este líquido sólo se utiliza como cobertura.